LA IMPORTANCIA DE LAS VARIEDADES

En esta nueva entrada os presentamos las distintas variedades de aceituna que se cultivan en España, así como sus principales características, zonas de cultivo, etc.

En España se cultivan más de 260 variedades de aceituna. Cada una de ellas aporta sabores y aromas únicos. ¡Descubre sus características de sabor y aroma, y aprende a reconocerlas!

Estas son sólo algunas de las más de 260 que se cultivan en España. Atesoramos un rico patrimonio que nos ofrece unas inmensas posibilidades en la cocina: Arbosana, Alfafara, Argudell, Arróniz, Bical, Callosina, Canetera, Carrasqueño de Alcaudete, Carrasqueño de la Sierra, Castellana, Changlot Real, Gordal de Hellín, Limoncillo, Llumeta, Lucio, Manzanilla de Hellín, Morrut, Ocal, Pajarero, Palomar, Pequeña de Casas Ibáñez, Pico Limón, Picual de Almería, Rojal de Tarragona, Royal de Calatayud, Vallesa, Vera, Verdial de Badajoz, Verdial de Cádiz, Verdial de Huévar, Villalonga…y muchas más ¡Anímate a descubrirlas!

Arbequina

Es la variedad característica de Cataluña (Tarragona y Lérida) y del Alto Aragón, aunque su cultivo se ha extendido a prácticamente todo el país. Toma su nombre de la localidad leridana de Arbeca.
Da un aceite muy fluido, dulce y en el que casi no se perciben sabores amargos o picantes. Su aceite de oliva presenta un aroma frutado de aceituna, manzana, plátano y almendra.

Hojiblanca

Su cultivo se extiende fundamentalmente por las provincias de Málaga, Córdoba, Granada y Sevilla. Su nombre hace referencia al color blanquecino de las hojas. Esta variedad tiene la particularidad de que se usa tanto para la obtención de aceite como para su uso como aceituna de mesa.

Se caracteriza por su sabor y aroma a hierba recién cortada, alcachofa y plantas aromáticas. Su entrada en boca es dulce, con un amargor ligero y un picor final muy localizado en la boca.

Cornicabra

Este tipo de aceituna constituye la segunda variedad española en cuanto a superficie cultivada. Se encuentra fundamentalmente en las provincias de Toledo, Ciudad Real y Madrid, aunque también se cultiva en las provincias de Cáceres y Badajoz. Su nombre hace referencia a la forma curvada del fruto que recuerda al cuerno de la cabra.

Sus aceites de oliva virgen extra son muy aromáticos, con frutado de aceituna y otras frutas entre las que destaca la manzana. En boca se aprecian notas herbáceas de hoja de olivo, con un ligero sabor amargo.

Picual

Es la variedad más abundante de España y del mundo, existiendo en la actualidad unas de 900.000 hectáreas de superficie de producción en nuestro país que se encuentran principalmente en Jaén, Córdoba y Granada, aunque su cultivo se ha extendido a otras zonas productoras como Castilla-La Mancha. Su nombre hace referencia a la forma de pico que muestra el fruto.

Su aceite es muy apreciado por su alta estabilidad (resistencia a la oxidación), lo que le confiere una gran resistencia a las altas temperaturas en la cocina y es idóneo para la conservación de alimentos crudos o cocinados.

Sensorialmente son aceites de gran personalidad, con mucho cuerpo y con frutado de aceituna verde, apreciándose en el sabor la hoja de olivo, un ligero picor y amargor.

Picudo

Es una de las grandes variedades andaluzas, con importante presencia en las provincias de Córdoba, Granada, Málaga y Jaén. Aunque su nombre es similar, es una variedad claramente diferenciada de la picual. Toma su nombre del pronunciado pezón que forma el extremo del fruto.

De esta variedad se logran aceites muy aromáticos. Se caracteriza por su sabor frutado verde con notas de manzana verde y hoja de olivo.

Empeltre

Una de las variedades que más se han expandido por nuestro país. Aunque es la típica de Aragón, también se cultiva en las Islas Baleares, Castellón, Tarragona y Navarra. Su nombre deriva de la palabra catalana “empelt” con la que se designan los injertos.

Da origen a aceites dulces, de amargor y picor ligero y un alto frutado, en el que se aprecia con claridad el sabor de la manzana verde y de la almendra.

Royal

Se trata de una variedad autóctona de la provincia de Jaén, aunque limita su cultivo a la zona de las Sierras del Norte de la provincia. Ofrece aceites que contrastan con los que produce la variedad mayoritaria en la provincia, la picual. Se trata de aceites dulces, aunque muy frutados, en los que predominan las notas a higuera.

Sevillenca

Variedad que concentra su cultivo en las provincias de Tarragona y Castellón. Una aceituna que da lugar a aceites de oliva virgen dulces muy frutados, poco amargos y con un picante apreciable. Priman en su sabor las notas de manzana verde y plátano.

Lechín de Sevilla

Esta es una de las variedades más extendidas en Andalucía, con fuerte presencia en la provincia de Sevilla, aunque también se cultiva en Córdoba, Cádiz y Málaga. Los aceites vírgenes extra de esta variedad destacan por el equilibrio entre los tonos verdes, picor y amargor. Son aceites muy frutados.

Aloreña

Variedad típica de la provincia de Málaga. Su aceite presenta una coloración verde clara, con un aroma en el que predomina la fruta verde y la hierba.

Blanqueta

Variedad levantina, su cultivo es especialmente importante en la provincia de Alicante, aunque también se puede encontrar en Valencia, Murcia y Albacete. Su nombre proviene del tono lechoso de su aceituna. Son aceites que destacan por su alto frutado, intenso picante e importante amargor.

Farga

Esta variedad se cultiva fundamentalmente en Castellón, Tarragona y, en menor medida, en Lérida. Sus vírgenes extra se caracterizan por su sabor intenso, con notas que recuerdan a la almendra y la nuez.

Lechín de Granada

Además de en Granada, esta variedad también se cultiva en Almería, Albacete y Murcia. De ella se obtienen vírgenes extra de un característico sabor dulce.

Manzanilla Cacereña

Variedad típica de Extremadura (se cultiva tanto en Cáceres como en Badajoz), ha extendido también su cultivo a Salamanca, Ávila y Madrid. Su aceite presenta un equilibrio entre el picante, amargo y dulce y presenta un alto frutado verde que recuerda a hierba recién cortada, además del frutado a manzana verde, macedonia y tomatera.

Morisca

El cultivo de esta variedad se concentra fundamentalmente en el sur de la provincia de Badajoz y norte de la provincia de Sevilla. Da lugar a aceites dulces muy frutados.

Verdial de Vélez- Málaga

Como su propio nombre indica es una variedad autóctona de la provincia de Málaga que ofrece vírgenes extras suaves, algo picantes y un frutado alto. Destaca por su sabor a frutas maduras.

Alfafara

Variedad de aceituna que toma su nombre de la localidad alicantina de Alfafara. En el Levante español también se la conoce como alfafarenca. Además de en su provincia de origen, se cultiva en Valencia y Albacete. Esta variedad da lugar a aceites de oliva vírgenes en los que el amargor y el picante se muestran en perfecto equilibrio. En nariz destaca por la notas a plátano y tomate maduro.

Morrut

Variedad de aceituna muy ligada a la comarca del Baix Ebre-Montsiá, en los límites entre las provincias de Castellón y Tarragona, en donde también se la conoce como morruda. Es una de las variedades reconocidas dentro de la Denominación de Origen Oli del Baix Ebre-Montsiá, junto a la sevillenca y la farga. Ofrece vírgenes muy frutados, picor apreciable y ligero amargor. Es una variedad en la que mandan los sabores a almendra y manzana verde.

Verdial de Badajoz

Esta variedad típicamente extremeña (se cultiva tanto en Badajoz como en Cáceres) es una de las muchas verdiales que encontramos repartidas por la geografía del olivar español y que se diferencian por la referencia a la zona de cultivo. La de Badajoz es una verdial que nos ofrece unos vírgenes de frutado medio-alto. Destaca en boca por los tonos a almendra y frutas maduras. Presenta un amargo ligero, con un picor más marcado. Estamos ante un aceite ligeramente dulce.

Changlot Real

Variedad típicamente levantina, concentra su producción en la Comunidad Valenciana. Es el origen de aceites de oliva vírgenes muy frutados, picante intenso y amargo más matizado. Destaca por las notas de verde y la presencia de tonos a manzana, madera y almendra. Esta variedad es una de las reconocidas para elaborar aceites de oliva virgen extra amparados por la Denominación de Origen Comunidad Valenciana.

Manzanilla de Sevilla

Es una de las principales variedades de aceituna de mesa de nuestro país. La provincia de Sevilla concentra el grueso del cultivo, aunque también se puede encontrar en Huelva y Badajoz. No obstante también se emplea para producir aceites que se caracterizan por su frutado medio, con picante y amargo ligeros. Destaca también por los aromas a hierba, almendra e higuera.

Castellana

Variedad originaria de Castilla-La Mancha, Comunidad de la que parece que ha heredado su nombre. Se cultiva fundamentalmente en las provincias de Guadalajara, Cuenca y Madrid. Es la única variedad aceptada en la elaboración de los aceites de oliva virgen extra de la Denominación de Origen Aceite de la Alcarria. Los aceites de esta variedad son frutados y muy aromáticos, con un picor característico. Destacan también por las notas verdes de hierba y hoja, así como a plátano.

Verdial de Huévar

Variedad muy ligada a la provincia de Huelva, aunque también se cultiva en zonas productoras de las vecinas provincias de Sevilla y Cádiz. De hecho, es una de las variedades admitidas dentro de la Denominación de Origen Sierra de Cádiz. Sus vírgenes son muy frutados y de picor y amargor intensos. Destaca también por sus tonos verdes, con un claro sabor a almendra verde e higuera.

Villalonga

Se trata de la variedad reina de la Comunidad Valenciana, ya que la podemos encontrar tanto en la provincia de Valencia como en Alicante. En el Levante español se la conoce también por el nombre de manzanilla. Permite obtener vírgenes extra de frutado intenso, con un picor y amargo ligeros. Destaca también por las notas a hierba recién cortada, almendra y manzana.

Gordal Sevillana

Esta es, sin lugar a dudas, una de las variedades de aceituna más famosa del mundo. La gordal sevillana se emplea fundamentalmente en la elaboración de aceituna de mesa, en donde destaca por su gran tamaño, que la diferencia del resto de variedades. Se cultiva fundamentalmente en Sevilla, aunque se ha extendido con éxito a otras zonas del país. No se suele emplear para la elaboración de aceite ya que su rendimiento graso es muy bajo.

Fuente: www.aceitesdeolivadeespana.com

 

 

 

Who is Editor

You need update your bio: Edit your profile

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

ATRÁS