UNA OSCURIDAD BRILLANTE

Ya es de noche, todo está en silencio y sólo quedan los olivos debajo de nuestro vuelo brillante. Sincronizamos nuestras luces y salimos a la naturaleza acompañando con nuestra luz la única que queda fuera, la luz imponente de la luna. Nos asomamos cuando se esconde el sol porque somos noctámbulas y así podemos volar a nuestras anchas por los grandes prados.

Leer más

ATRÁS